fbpx
Seleccionar página

Reduce el riesgo de lesión al levantar cargas

ALBA RAMIREZ

Elearning Specialist

www.learnwus.es

¿Sientes dolor o molestias en articulaciones, músculos o huesos que atribuyes al trabajo?

Si tu respuesta es: “Sí, a menudo”, es posible que sufras lesiones músculo-esqueléticas debidas a la incorrecta manipulación de cargas. Las zonas más afectadas suelen ser los hombros, brazos y espalda, en especial la zona dorsolumbar. Además, esta incorrecta manipulación puede provocarte fatiga física, fracturas, cortes y heridas, o problemas circulatorios o hernias. 

¿Cómo podemos reducir o evitar estos riesgos?

 Antes de la manipulación

La primera medida preventiva consiste en utilizar medios auxiliares siempre que sea posible: Un alto porcentaje de accidentes laborales están ocasionados por sobreesfuerzos, así que si dispones de carretillas o transpaletas no dudes en utilizarlos.


Si no dispones de medios mecánicos, puedes pedir ayuda a un compañero.

El peso es un factor fundamental: Para comprobar si la carga es demasiado pesada para ti (no se trata de hacer halterofilia sino de manipularla sin peligro), ten en cuenta que la legislación dice:

Trabajadores sanos y entrenados físicamente podrían manipular cargas de hasta 40 kg, siempre que se realice de forma esporádica y en condiciones seguras.

No sobrepases los 40 Kg. bajo ninguna circunstancia. Trabajar con cargas de más de 25 Kg. debe ser considerado una excepción.

Al levantar la carga

 Acércate a la carga situando los pies alrededor y flexiona las rodillas.

 Comprueba que esté correctamente embalada; si no podría caerse durante la manipulación o cortarte con sus puntas o aristas. Utiliza guantes si lo prefieres.  Sujeta la carga por el mejor agarre posible:

  • Si la carga no tiene agarre o tiene un agarre peligroso (flejes): sujeta la caja por las esquinas con la palma de la mano y la base de los dedos.

     

  • Si la carga tiene un buen agarre como asas, cógelas de la mano con la muñeca recta y firme.

Dobla las rodillas para agacharte manteniendo la carga cerca del cuerpo. Levántate lenta y suavemente utilizando la fuerza de las piernas, siempre con la espalda recta.

En casa

Además de las técnicas de levantamiento, recuerda que debes llevar una vida saludable y que la actividad física junto a una buena alimentación ayudarán a tu organismo a sentir menos dolor.

Intenta dormir 8 horas al día, y, aunque se aconseja dormir en posición decúbito lateral izquierdo, la postura perfecta es aquella que te proporcione una mayor sensación de relajación y que te ayude a tener mejor energía y rendimiento al día siguiente.  

Riesgos y medidas preventivas

Infografía de Riesgos y medidas preventivas más comunes de los conductores-repartidores

Guía técnica

Para saber más te recomendamos la Guía técnica Manipulación Manual de Cargas del Ministerio de Trabajo e inmigración: Instituto nacional de seguridad e higiene del trabajo.

A %d blogueros les gusta esto: